Claves de la buena relación entre el cuidador y la persona dependiente en ayuda a domicilio

Dentro del sector de la Ayuda a domicilio, es importante conocer cuáles son las claves para que la relación entre el cuidador y la persona dependiente sea óptima. Antes de nada, debemos aceptar que una persona que precisa de los cuidados de otra en todo momento, debe observar en ella puntos fuertes que le ofrezcan seguridad, como confianza, profesionalidad o empatía.

En cualquier caso, no siempre los familiares podremos hacernos cargo de nuestras personas dependientes, ya sea por falta de tiempo, por nuestras obligaciones y responsabilidades, etc. Pero aún más, es que en la mayoría de los casos, no se dispone de la formación adecuada para hacerlo.

Es ahí donde el sentimiento de culpabilidad alcanza su máximo apogeo. Sin embargo, en mSoluciona Valencia, te vamos a dar las claves por las que relegar esta responsabilidad a un cuidador profesional, y te mostraremos cuál es el camino para que la relación entre cuidador y persona dependiente sea la mejor.

1.- El cuidador ayuda, no impone su criterio

Ésta es una de las premisas más importantes. El cuidador es un profesional que ayudará a la persona dependiente en su día a día. Intentará que sea lo más autónoma posible y se guiará por sus conocimientos. En todo momento deberá explicar a la persona dependiente por qué es mejor una cosa u otra, hacerle comprender que siempre es por su bien, pero nunca imponer su criterio sin tener en cuenta las necesidades y deseos del otro.

2.- Empatía

Debemos tener en cuenta que no siempre la persona dependiente es mayor o sufre enfermedades como la demencia. En muchas ocasiones hablamos de gente joven que por diversas patologías no puede ser independiente por sí misma. En cualquier etapa de la vida, la persona dependiente necesita ser comprendida, ver cómo el cuidador se pone en su lugar, escucha e intenta ayudarle.

3.- El cuidador debe estar bien formado

Si algo es crucial en cuanto a ayuda a domicilio se refiere, es una formación exhaustiva y específica en el sector. Debemos tener claro que no todo el mundo vale, y que las personas dependientes necesitan de alguien que de verdad les ayude. El título de técnico sociosanitario permitirá que tratemos con trabajadores que saben lo que hacen, tanto a la hora de movilizar como de empatizar con la persona.

4.- La experiencia es fundamental

Haber trabajado en el sector y con diferentes casos en la atención domiciliaria hará que el cuidador se sepa desenvolver en cualquier tipo de situaciones. En mSoluciona tenemos muy claro qué personal buscamos, siempre con experiencia y referencias en otros servicios de ayuda a domicilio.

5.- La vocación es necesaria

Peor si todos los puntos anteriores son importantes, nada como tener una vocación sincera por el cuidado a personas dependientes y ayuda a domicilio. La perspectiva de una persona que atiende a otra por obligación, nunca será la misma que la de un trabajador profesional con verdadera vocación de servicio.

No debemos perder nunca de vista las características y necesidades de las personas dependientes. En mSoluciona lo tenemos claro, por eso siempre le damos tanta importancia a la buena conexión entre el cuidador y la persona que nos necesita.